domingo, 22 de septiembre de 2013

DICTADORES AMISTOSOS 23: SITIVENI RABUKA por Dennis Bernstein, Laura Sydell y Bill Sienkiewicz.


23. General Sitiveni Rabuka.
Comandante de las Fuerzas Aéreas de Fiji.

El 30 de abril de 1987, el general Vemon P. Walters, el "María Tifoidea" de los golpes de Estado de la CIA, se deslizó hacia Fiji. Dos semanas más tarde, el general Sitiveni Rabuka irrumpió en el Parlamento de Fiji y detuvo al primer ministro electo, Dr. Timoci Bavadra. El incipiente Partido Laborista de Bavadra acababa de derrotar al primer ministro títere pro-estadounidense, Ratu Sir Kamese Mara, y aunque la postura de Bavadra sobre un Pacífico Sur libre de armas nucleares había sido bien recibida por la población regional, "una zona libre de armas nucleares sería inaceptable para los EE.UU., teniendo en cuenta nuestras necesidades estratégicas", dijo el ex embajador de EE.UU. en Fiji, William Bodde, Jr., quien agregó: "Los EE.UU. deben hacer todo lo posible para contrarrestar este movimiento." De hecho, parece que fue lo que hicieron. Treinta y dos días después de su victoria electoral, el Dr. Bavadra fue derrocado por el general pro-nuclear Rabuka. "Estamos bastante contentos", dijo un portavoz del Pentágono después del golpe. "Sin previo aviso, nuestros barcos no podían atracar en Fiji, y ahora, de repente, pueden hacerlo de nuevo."

Una vez en el mando, el general Rabuka rápidamente se alió con algunos de los regímenes más brutales del mundo. "A los dictadores militares parecen gustarles otros dictadores militares", dijo el depuesto primer ministro de Fiji, Bavadra. "No pasó mucho tiempo hasta que nuestros gobernantes ilegales establecieron fuertes lazos con Indonesia, Taiwán y Corea del Sur." Bajo el estado policial impuesto por el general Rabuka y apoyado por EE.UU., Amnistía Internacional ha informado de casos de detención ilegal y tortura por primera vez en la historia de Fiji. "Lo que estamos viendo", dice el politólogo oriundo de Fiji, James Anthony, "es la latinización del Pacífico."

*** INDICE

No hay comentarios: