lunes, 23 de septiembre de 2013

DICTADORES AMISTOSOS 25: HALIE SELASSIE por Dennis Bernstein, Laura Sydell y Bill Sienkiewicz.

HALIE SELASSIE
Emperador de Etiopia.

El emperador Halie Selassie se angustió profundamente cuando los italianos conquistaron Etiopía en 1935. Pero también puede que fuese porque los italianos habían disparado a los treinta leones que tenía como mascotas y que merodeaban alrededor de los jardines de su palacio encima de una colina. Al final puede que Selassie fuese mejor rey de los animales que de su pueblo de Etiopía, porque en 1973, durante el apogeo de una sequía en la que 200.000 etíopes murieron de hambre, vieron a Selassie alimentando con tiras de carne a su gran danés. 

Es cierto que Selassie era un gobernante más justo que muchos de los que le rodeaban. Por ejemplo, como joven gobernador de la provincia, tan sólo se quedaba el 50% de los cultivos de sus campesinos, mientras que otros gobernadores solían quedarse el 90%. En 1950 tan sólo 100 presos políticos fueron torturados en sus cárceles. Pero bajo su largo reinado, Etiopía se mantuvo en la Edad Media. Justo antes de su derrocamiento en 1974, el ingreso anual per cápita era de 90 dólares, la tasa de alfabetización del 7% y Etiopía era el país más pobre de África. 

Bajo el mandato de Selassie, Etiopía recibió más ayuda de Estados Unidos que cualquier otro país africano y Washington le regaló un yate de 2 millones de dólares al emperador. Cuando Selassie se enfrentó a una rebelión en la provincia de Eritrea, los EE.UU. enviaron asesores y armas para ayudarlo a aplastar la revuelta. A cambio de nuestro apoyo, Selassie sustentó a los Estados Unidos con una base naval en el Mar Rojo y un emplazamiento para una estación de comunicaciones estratégicas.

2 comentarios:

Un PETICIONARIO DESESPERADO dijo...

Curiosa (por ser benigno) la condición humana. Este grandísimo joputa es literalmente venerado por los rastas de todo el planeta como si fuera dios.Será porque en su infinita generosidad sólo afanaba la mitad de las cosechas de los campesinos etíopes...
O los discípulos de Bob Marley (y él mismo)fuman DEMASIADA marihuana de la güena o yo no me entero de nada.

frog2000 dijo...

No tenía ni idea, pero he buscado un poco por la net y me he quedado "flipado". Sí, curiosa la condición humana. Lo más sorprendente de todo es que todos los dictadores siempre tienen a unos cuántos dispuestos a matar al pueblo por ellos. Y no creo que estén escogidos a dedo, claro.